¿Por Qué Mi Gato… Me Maúlla?

Cat meowing
Dreamstime

Si alguna vez has vivido con un rato vocal, seguramente te has hecho esta pregunta. Después de todo, quien podría llegar a resistirse a querer saber lo que tu amigo felino está pensando mientras maúlla justo enfrente de tu cara muy temprano por la mañana o se mueve ondulada mente justo en medio de tus piernas mientras llora con tono áspero.

La mayoría de los sonidos típicos en la naturaleza felina — como silbar, escupir, gruñir y ese tono agudo que te pone los pelos de punta, que hacen los gatos cuando están luchándo o se están apareando lo explican por sí mismo: están enojados, asustados, o esperando a impresionar. Pero el simple viejo miau puede ser confuso para nosotros los humanos.

Los conductistas dicen que los gatos maullaran a los seres humanos porque quieren algo y, más importante, maullar da resultados.

Y eso es una verdad innegable. Maullar da resultado. Pero por qué?

Curiosamente, algunos expertos dicen que el sonido miau, tal como lo conocemos, se desarrolla al menos de alguna forma porque los seres humanos lo asocian con el llanto de un infante en necesidad. Pero también es innegable que los gatitos maullar cuando quieren algo. Así que no es exagerado suponer que los gatos no aprendieron a asociar maullidos con solicitudes.

Pero los gatos pueden maullar a diferentes frecuencias, niveles, tonos, volúmenes y longitudes. Un maullido que te implora que abras la puerta trasera, por ejemplo, puede sonar completamente diferente del exitado, "me van a alimentar" Miau, que es totalmente diferente del miau que hace justo después de que le rascas detrás de la oreja en la cama.

Cualquiera que ha escuchado dos diferentes maullido de gatos sabe que no hay dos voces de felinos que sean exactamente iguales. Pero más allá de los caprichos que tienen la maquinaria de la laringe, muchas de las variaciones vienen de la personalidad de cada gato. Y no hay ninguna predicción de como la interacción que se haya dado en cualquier vínculo humano-gato puede afectar el maullido. Después de todo, cuando algunos gatos aprenden que maullar les da satisfacción, el simple hecho de maullar se puede llegar a convertir en su propio derecho en satisfacción.

Entonces qué haces cuando las solicitudes vocales son continuas o se convierten en un comportamiento obsesivo, repetitivo. Siempre es una buena idea llevar al gatito a la oficina del veterinario para asegurarse que nada está mal. Si el veterinario no encuentra ningún problema físico, es posible que quieras buscar un especialista en conducta animal que este certificado o un veterinario conductista certificado por el consejo para conseguir la respuesta que necesitas.

Pero puedes estar seguro, que la gran mayoría de las voces de los gatos no son patológicamente afecciones. Por el contrario la mayoría son simplemente saludables maullidos que piden placer.


Traducido por Solutions in Translation

Join the Conversation

Like this article? Have a point of view to share? Let us know!