¿Por Qué Mi Perro... Orina Cuando Alguien Toca la Puerta?

Dogs at the Door
Thinkstock

Al igual que los perros de Pavlov, que salivaban al escuchar una campana, algunos caninos orinan cuando escuchan que alguien toca el timbre o la puerta. Tener zapatos bañados con orina, posiblemente no sea lo que tus invitados esperan, pero hay algunos pasos que puedes seguir para acabar con este comportamiento.

La mayoría de los perros orinan en la puerta por sumisión o emoción. Un cachorro, por ejemplo, podría orinar en la puerta por emoción, ya que el tono muscular de su uretra (el conducto que transporta la orina de la vejiga al exterior) no está completamente desarrollado. Mientras vaya mejorando su control de esfínteres, el perro irá dejando este comportamiento.

Pero los perros que continúan con este comportamiento ya en su etapa adulta podrían necesitar más ayuda. Por supuesto, siempre es una buena idea visitar a tu veterinario para asegurarte que no haya ninguna condición médica detrás del problema. Haz una lista del tipo de situaciones que generalmente provocan el comportamiento y coméntaselo al veterinario.

Orina por sumisión vs. por emoción

La orina por sumisión, que ocurre más en hembras, es una forma del perro de “pedir paz”: es una señal de que renunciando a su autoridad, que no es una amenaza. Este comportamiento se puede asociar a experiencias de castigos inadecuados o de control cuando era más joven. Cuando la persona que está en la puerta tiene contacto visual con el perro o se inclina para acercarse a él, podría percibir esta acción como amenaza, por lo que reacciona tratando de calmar a esa persona.

Normalmente, el perro se agachará parcial o totalmente y después girará y se pondrá de lado o sobre su lomo mientras orina. Esta acción solamente tiene el efecto que desea: La persona potencialmente amenazante se aleja. También podría mostrar otros comportamientos de sumisión, como esconderse, hacer sus orejas para atrás y evitar contacto visual.

Por el otro lado, un perro emocionado, normalmente no muestra signos de sumisión. Ese rastro de orina es simplemente su forma de decir: “¡Oh, alguien con quién jugar! ¡Tal vez trae un premio! ¡Tal vez arrojen mi pelota! ¡Tal vez me soben mi panza!”

Cómo Hacer Que Ya No Orine

Lo peor que puedes hacer en estos casos es castigar al perro. Regañarlo, hacer que huela su orina o golpearlo solamente

hará que tu perro tenga más miedo, y eso agravará el problema, lo que ocasionará que orine más. Ya sea que tu perro orine por sumisión o por emoción, hay unos pasos que puedes seguir para detener este comportamiento.

Pide a tus amigos que ignoren al perro al llegar. Deben permanecer tranquilos y evitar decir el nombre del perro, acercarse a él o tener contacto visual directo. Deben caminar a lado del perro, hablar en voz baja y evitar saludos muy entusiastas.

Saca al perro para que orine antes de permitirle acercarse a los invitados. Tus amigos solamente deben saludarlo cuando tu perro esté tranquilo, pedirles que se agachen a su nivel, sin inclinarse o acercarse a él.

También puedes pedir a tu perro que se siente junto a la puerta. Después premia su buen comportamiento.

Si no hay alguna condición médica detrás del comportamiento, y aún estás tallando el tapete de entrada, considera hablar con un veterinario conductista o un entrenador certificado. Ellos pueden ayudar a que los saludos en la puerta sean más placenteros para tu perro y para tus amigos.

Google+

Join the Conversation

Like this article? Have a point of view to share? Let us know!