¿Por Qué Mi Perro… Se Reusa A Salir Cuando Está Lloviendo?

Dog wearing raincoat
Thinkstock

Si no te gusta mojarte cuando comienza a caer la lluvia, ¿por qué tu perro debería ser diferente? Después de años de vivir domesticado con camas de peluche para perros y la cena servida precisamente a las seis, no es de extrañar que algunos cachorros prefieren no tener sus patas mojadas.

Por supuesto, mientras que algunos perros simplemente no les gusta la humedad al aire libre, otros pueden sufrir de un problema más serio: fobias a las tormentas. Antes de engatusar a tu perro fuera en la lluvia, es importante saber la diferencia.

Fobias a Las Tormentas

Los Perros con fobias a las tormentas a menudo pueden detectar cuando el mal tiempo se acerca –Incluso  horas antes de que se oiga el golpeteo de la lluvia sobre el techo. Pueden jadear o acelerarse alrededor de la casa, ocultarse o aferrarse a sus propietarios. A medida que la tormenta avanza, los síntomas pueden empeorar: los perros pueden gimotear o salivar, tener accidentes en el interior y recurrir a la destrucción de objetos en el hogar.


No siempre está claro qué es lo que activa a este comportamiento temeroso. Puede haber cambios en la presión barométrica, electricidad estática, el trueno de rayos o simplemente el sonido del viento y la lluvia. Aunque cualquier perro puede ser afectado, es más frecuente en razas de pastoreo, como los pastores alemanes y collies. Malas experiencias anteriores con tormentas o ruidos fuertes también pueden contribuir a la conducta.


Obligar a los perros temerosos a salir bajo la lluvia es probable que empeoren las cosas. También el castigo nunca es una buena idea, y consolarlos durante la tormenta es simplemente reforzar el comportamiento. Si piensas que tu perro sufre de fobia a las tormentas, es importante que consultes a tu veterinario. Él puede recomendarte técnicas modificadores del comportamiento para ayudar a reducir la ansiedad de tu perro. Hay incluso abrigos truenos especiales para los perros que pueden ayudarles a sentirse más seguros cuando las tormentas se aproximan. En casos graves, tu veterinario puede recomendar medicamentos.

Saca Tu Paraguas

Si tu perro no está mostrando signos de ansiedad a la tormenta, es perfectamente correcto sacarlo a la lluvia para hacer su trabajo. Sin embargo, dejándolo afuera hasta que vaya no sólo es cruel, pero probablemente será contraproducente para ti. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a conseguir que sus patas se mojen:

  • Sal con tu perro. Ponte un impermeable y toma un corto paseo con tu perro. Él apreciará la compañía, y un paseo es más probable para estimular la defecación que un rápidao dardo en el patio y regresar. 
  • Premia a tu perro por hacer su negocio en la lluvia. Un premio o incluso elogios ayudarán a reforzar su buen comportamiento.
  • Ayuda a tu perro a estar lo más seco posible. Comparte tu sombrilla o encuentra espacios entre edificios y arbustos que están más protegidos del viento y la lluvia.
  • Compra ropa canina de lluvia. A muchos perros les va bien con los impermeables para perros, y algunos incluso toleran usar botas.
  • Piensa dos veces sobre alternativas en interiores. Mientras que algunos perros pueden ser entrenados para hacer sus necesidades en cojines para pipi, esto puede confundir a tu perro. Puede preferir después ir a los interiores - y no siempre en lugares apropiados. En caso de tener duda, deberías optar por la vida al aire libre.

Una vez que hayas hecho un viaje exitoso en la lluvia, seca a tu perro con toalla y dale un montón de elogios. La próxima vez, puede que no le importen un par de gotas de lluvia.

Google+

Join the Conversation

Like this article? Have a point of view to share? Let us know!