¿Por Qué Mi Perro... Bebe Agua de Lugares Extraños?

Dog Drinking From Toilet
Thinkstock

Para algunos perros, el mundo es un enorme tazón de agua. Beben del excusado, de charcos de lodo, lamen el agua de la puerta de la regadera e incluso lamen las piernas de personas recién salidas de bañar.

¿Qué está pasando realmente aquí?

En la mayoría de los casos, sólo se trata de un perro siendo perro. Después de todo, no puedes esperar realmente que un animal que come heces y se gira sobre ardillas muertas tenga un paladar refinado cuando se trata de calmar su sed.

¿Cuánto es demasiado?

Sin embargo, habrá ocasiones que los perros beberán más agua de lo normal debido a una condición médica. Un consumo de agua elevado puede ser síntoma de varios problemas, desde una infección por bacterias, hasta condiciones más serias, como diabetes, enfermedad renal y trastorno glandular, como la enfermedad de Cushing.

Si sospechas que tu perro  vacía su tazón de agua con mayor frecuencia, consulta a tu veterinario; es posible que él te pida medir exactamente cuánto está bebiendo al día. 

Aunque es normal que los perros beban más durante el verano o después de ejercitarse, bajo condiciones normales, un perro no debería beber más de 1 a 1 taza y media por cada 4.5 de peso en 24 horas.

Naturalmente, debido a que todo lo que entra tarde o temprano tiene que salir, un perro que bebe más agua, también orinará más. Y aunque puede ser tentador limitar el consumo de agua de tu perro para reducir las veces que se queje en la puerta, nunca deberías privarlo de agua, a menos que así lo indique el veterinario. Algunos perros podrían necesitar más agua debido a ciertas condiciones médicas, y limitar su consumo de agua podría causar complicaciones médicas más serias.

Fuentes de agua peligrosas en exteriores

Incluso si tu perro no tiene una condición médica, en ocasiones es buena idea salvarlo de su hábito de beber agua indiscriminadamente.

Los perros que beben agua estancada de lagunas o lagos, contaminada con heces u orina animal, pueden contraer una infección por protozoos, como Giardia, y bacterias, como Leptospira. Las algas verdiazules, encontradas en algunos lagos en temporada de calor, también pueden ser tóxicas para tu perro.

Cuando no estés seguro, siempre es buena idea llevar un tazón plegable y una botella de agua cuando des paseos al aire libre.

Y aunque tomar agua del rociador para el césped puede ser un comportamiento normal en los perros, si crees que tu perro está bebiendo más agua de lo normal, vale la pena visitar al veterinario; él te podría recomendar análisis para descartar cualquier problema médico.


Google+

Join the Conversation

Like this article? Have a point of view to share? Let us know!