¿Por Qué Mi Perro… Se Lame y Muerde Sus Patas?

Bigstock

Un montón de propietarios observan este comportamiento común en los perros y se preguntan si deberían de preocuparse. En algunos casos, los perros se lamen con suavidad pero insistentemente una o dos patas, pero otros caninos van más lejos como para masticar sus dedos de los pies, lo cual puede ser desconcertante para el dueño de cualquier mascota.

Entonces deberías de estar preocupado?

La respuesta corta es sí. Tu siempre debes consultar a tu veterinario acerca de este comportamiento, sobre todo si ésto aparece de repente, persiste durante largos períodos de tiempo, o se acompaña de enrojecimiento, hinchazón, olor, sangrado, cojea u otros signos posibles de dolor e infección.

Aunque la mayoría de los perros presentan de vez en cuando este comportamiento, por razones desconocidas, otros son propensos a lamer o morder sus patas en exceso. En estos casos, los pies (especialmente los perros de color claro) se verán manchados de un color rosa o de color oxidado muy a menudo, que es el resultado del contacto crónico con pigmentos de porfirina que se encuentran en la saliva.

Posibles causas de lamer y morder súbitamente

Hay una variedad de razones por las que tu perro se lame de repente o lame sus patas, incluyendo heridas punzantes en los dedos de las patas o las almohadillas de las patas, fracturas de garras o  dedos de los pies, quemaduras, granos (especialmente común en Galgos), y cuerpos extraños que puedan presentar entre los dedos, como las garrapatas, picos de hierbas y rebabas.

Los caninos también presentan este comportamiento debido a otras causas más graves, tales como quistes interdigitales, tumores y otros tipos de cáncer, enfermedades de piel alérgica y enfermedades autoinmunes de las uñas o almohadillas de las patas.

Posibles causas de lamer y morder crónicamente

Enfermedades de piel alérgica es la razón más común por la cual los perros se lamen y muerden a las patas de forma crónica. Las alergias a los alimentos, en particular, son típicamente las culpables, y las infecciones secundarias son los hongos y las bacterias que pueden exacerbar aún más el comportamiento.

Muchos perros que lamen y muerden a sus patas durante largos periodos de tiempo, también lo harán ya que al parecer les hace sentir bien a ellos. En estos casos, los veterinarios buscan una enfermedad subyacente no conductual que pudiera haber desencadenado inicialmente el comportamiento obsesivo. Por ejemplo, los perros con lamer granulomas — heridas causadas por lamer obsesivamente la parte superior de las patas y las extremidades inferiores — pueden haber sido atraídos inicialmente a lamer la zona debido a una lesión, simple picor o una reacción a un alérgeno.

Independientemente de la causa, si notas que tu perro se lame o muerde sus patas, consulta al veterinario, sobre todo porque la mayoría de estos casos son tratables si son tratados por un profesional a buen tiempo.

Google+

Join the Conversation

Like this article? Have a point of view to share? Let us know!